h1

Y seguimos con el Festival…

agosto 15, 2009

Continuamos con nuestra panorámica sobre las películas participantes en la sección oficial en competencia del Festival de Lima. A un día de la clausura, las favoritas ya parecen consolidadas…

BRASIL

Última parada 174

Melhor roteiro original

La nueva producción de Bruno Barreto, cineasta reconocido dentro y fuera de su país, confirma una vez más su destreza como artesano de mano segura pero totalmente impersonal. Se trata de una producción en la que todos los aspectos técnicos se hallan perfectamente cuidados. Un ejemplo del recetario de “cinema-du-look” brasilero que se puso de moda tras Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, 2003). Todos los tópicos están presentes: los muchachos pobres de las favelas que eligen el camino fácil de la delincuencia; la ex-drogadicta ahora convertida en arrepentida evangelista; la prostituta que será la causa de enfrentamiento de los amigos; detalles todos que nos conducen al evento que le da nombre a la película: el secuestro del ómnibus 174, que ya dio pie al documental Ómnibus 174 de José Padilla (2002). Nada despierta particular entusiasmo en esta producción, salvo admirar la cada vez mayor impersonalidad de su otrora interesante realizador.

Feliz natal

feliznatal

Feliz natal, primer largometraje del actor Selton Mello, es la crónica abigarrada de la noche navideña en una familia de clase alta totalmente disfuncional. La cámara sigue compulsivamente a estos personajes centrándose en Caio, un chatarrero que ha vuelto a la capital por las fiestas de fin de año. Su accidentado viaje observando la descomposición que carcome a su familia y la culpa que lo atormenta por un hecho del pasado se nos presenta a través de laboriosos planos secuencia y de una cámara documental atenta a registrar los comportamientos de estos seres perdidos. La película arranca muy bien. Toda la primera mitad hasta que Caio abandona la fiesta familiar, está muy bien trabajada, con conflictos que asoman interesantes. Lamentablemente, todo eso se pierde en la segunda parte cuando la narrativa se hace pretenciosa, y eventos clave (el trauma de Caio) se resuelven de manera apresurada y sin mucha brillantez. A destacar, sin embargo, la actuación de Leonardo Medeiros, compañero del director Mello en A la izquierda del padre (Luiz Fernando Carvalho, 2003)

La fiesta de la niña muerta

AFestaDaMeninaMorta03

Como Mello, Matheus Nachtergaele presenta su ópera prima en este festival. Ambos actores coincidieron antes en El auto de la compadecida (Guel Arraes, 2000). Sin embargo, en este duelo de óperas primas es Nachtergaele quien sale victorioso con su fiesta. Si bien el estilo, trabajado nuevamente en base a planos secuencia es similar (no en vano ambas películas comparten a Lula Carvalho como director de fotografía), el cuidado en la composición es mucho mayor. La cámara siempre en movimiento nos va descubriendo un mundo complejo dominado por esta fiesta en la que se da cita un extraño sincretismo y chocan personalidades y conflictos que apenas se esbozan, pero que contribuyen a brindar una poderosa sensación de estar frente a un mundo tortuoso donde todo está en un precario equilibrio y las tensiones pueden estallar en cualquier instante. Una notable iluminación, correctas actuaciones, y un ritmo pausado no hacen sino confirmar nuestro entusiasmo por esta película como la representante brasilera con más posibilidades de alzarse con un premio en la noche de clausura.

CUBA

El cuerno de la abundancia

el_cuerno_de_la_abundancia

No hay mucho por rescatar en la solitaria representante cubana en la competencia. Sin ser tan chirriante como películas de esa nacionalidad vistas en años anteriores (vienen a la mente bodrios como Las profecías de Amanda o Nada) se trata de una cinta verbosa y, en muchos casos, redundante, como se viene haciendo una lamentable costumbre en las seleccionadas por el país insular. La anécdota de una familia que lucha por obtener una millonaria herencia perdida en el tiempo es simpática y se deja ver, pero nada más rescatable que eso.

COLOMBIA

Los viajes del viento

viajes3

La historia de Ignacio Carrillo, juglar que recorre pueblos para devolver un acordeón maldito junto a Fermín, un joven que ha decidido seguirlo es una digna representante del cine colombiano. Se trata de una road movie, un viaje de aprendizaje; tanto para el joven como para el viejo: oportunidad para que ambos se nutran y ayuden al otro a curar viejas heridas; para que construyan un respeto mutuo, y la sabiduría del viejo perdure a través del joven en el tiempo. Los encuadres son amplios y la acción dilatada, pero los personajes son los suficientemente consistentes y la anécdota está bien trabajada para que el interés no decaiga; aunque se puede señalar que el final se alarga innecesariamente. Una cinta de interés.

CHILE

La buena vida

LA_BUENA_VIDA

Andrés Wood no es un extraño en este festival. Sus tres películas anteriores, incluyendo la multipremiada y recordada Machuca (2004) habían dejado un buen sabor de boca, y nos hacían esperar lo mejor de su nuevo trabajo. En ese sentido, La buena vida no defrauda. Presentes están el cuidado diseño de los personajes y el habitual pulso narrativo de Wood; sin embargo, falta un elemento unificador en las historias. Si bien estamos frente a un universo urbano y gris poblado por personajes sin salida, no todas las historias que nos retrata tienen el mismo peso narrativo. La historia de la indigente es la menos desarrollada; sin embargo, posee un alto nivel de sugerencia y las breves visiones de su habitación proveen de un adecuado marco para la apertura y cierre de la película. Seguimos prefiriendo Machuca y La fiebre del loco (2001), pero nuestro entusiasmo por Wood no decae.

La nana

La_nana

Hay que empezar diciendo que la actuación de Catalina Saavedra es formidable, y es nuestra absoluta favorita para el premio como mejor actriz del festival. Detrás de ella, nos encontramos además con una cinta perturbadora e hilarante a partes iguales. La historia de una nana resentida y amargada que va descubriendo(se) progresivamente podría haber dado pie a una suma de tópicos y lugares comunes. Sin embargo, nos hallamos frente a una comedia negra sumamente interesante llena de elementos sugerentes, un ajustadísimo uso de los espacios y la formidable composición de Saavedra ya mencionada. La actriz llena con sus gestos, su postura corporal, sus miedos, y su mirada todo el encuadre y la cámara la sigue hasta en los momentos más íntimos sin darle tregua, buscando llegar a captar el momento exacto en que sus ojos se abren a otra forma de ver la vida. Notable.

Huacho

huacho_2

Cerrando la trilogía chilena tenemos a Huacho, con lo cual se confirma a Chile como una de las selecciones más parejas dentro del festival. Resumiendo la película podemos decir que se trata de un día en la vida de una familia rural chilena. Los momentos comunes son los que abren y cierran la cinta; entre ellos la narrativa se dispara en cuatro direcciones para describirnos los haceres y azares de esta familia; hechos en los que se verán confrontados con un mundo urbano que parece verlos de manera cada vez más hostil. Como en el caso de La buena vida, no todas las historias tienen el mismo interés, pero como conjunto poseen la fuerza e idea global que le falta a la cinta de Wood. Huacho es un ejercicio de estilo interesante.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Y seguimos con el Festival… « La Novela de un Tramposo […]


  2. Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s